17.3.11

Beacuse you’re mine…

Antes que comiences a preguntar, te lo voy a decir.Es verdad lo que me achacas mentalmente todos los días, es cierto lo que sospechas y hasta este momento te muestras dispuesto a inquirir. Me habrás notado esquiva últimamente, con la mirada fija en otro lado, y eso te habrá encabronado sobre manera, ya que detestas que las personas no te sostengan la mirada. Yo empecé con esto como jugando, aunque ahora que me atrevo a hablar sobre ello, te aseguro que no me arrepiento, andas por ahí con tanto desparpajo haciendo creer al mundo entero que eres transparente como la miel; y lo admitiré, es verdad que lo eres, debe ser esa la razón por la cual te adivine el doble juego. Me habían pasado desapercibidas un par de cositas, más no por eso me sedujiste el olfato que cualquier mujer con un par de malas experiencias adquiere. Mentir no es lo mismo que omitir verdades te habrás burlado en la oscuridad (You better stop the things that you're doing). No había razón, y fíjate, no según yo, sino, según tú, que andas cantando la honradez como bandera, para no decir con todas sus letras cuando algo ya no se sienta y la unión entre nosotros fuere obsoleta e inútil.

Y como serán las cosas que anunciaste de este modo el pie del cual cojeas. Quisiera justificarte pensando que habrá sido la primera vez, pero a fuerza que no. No he meditado el asunto en vano durante noches enteras nomás para no admitir que mis teorías son ciertas. Te cacareas fiel, precisamente porque no pretendes serlo, te avisas magnánimo y ecuánime en cuanto a los rompimientos, te abanderas en la sinceridad tan solo porque eso es lo que esperas de mí (I ain't lying). Qué mejor manera de saberte a salvo de cuernos que publicando un falso pacto de sinceridad, que por supuesto esperas solo cumpla yo. Te compras esta póliza a sabiendas, y aun te ufanas de conocerme más que yo a ti.

Pues no hubo motivo para  dejar de hacer lo que en mis manos estuvo para hacer que tomaras sopas de tu propio chocolate. Estas ahora mismo mirándome a los ojos con esa pose de quien ve más allá de lo evidente, seguro que sabes lo que voy a decirte, pero no esperabas que fuera tan fácil. Tome el camino que me orillaste a seguir con semejantes advertencias. ¿O acaso aun ahora te atreves a pensar que no sabía que tenías una amante? (I ain't gonna take no one of your Foolin' around) Y no, jamás fuiste sincero y dijiste “se acabo”, no te tomaste la molestia de avisarme que tus sentimientos por mi habían mudado. ¿Qué hacer sabiendo todo aquello? Lo sabes ya, no es cierto; lo mismo que tu. Abusar de tu confianza. (I ain't gonna take no one of your fooling around, I ain't gonna take no one of your Puttin' me down). Qué pena que tan tarde hayas notado el hechizo, las mangas recortadas de tu camisa. Confiando en mí bebiste materias sospechosas, fluidos que es vergüenza mencionar. ¿Verdad que no sabías que era capaz? Lo intuiste hace poco y me di cuenta, tomaste precauciones antes desconocidas. ¿Ya notaste que te leo como a un libro?

 Así es, sigue mirando mis ojos con tu extraviada mirada, ausente hace segundos solamente. Solo tendrás tus lapsos de conciencia. A partir de hoy yo soy quien mueve las piezas corazón. Perdiste. Y aunque por el momento ya no puedas reconocerlo, debes tener ya claro quién es más inteligente. Pero ven, dame esa mano, bailemos, abrázate a mi mientras te sostengo en mis brazos te acuno y te arrullo con mi canto: I put a spell on you because you're mine.

2 comentarios:

Jo dijo...

Quisiera ser tu aprendiz.

Joel dijo...

Creo que ya volvere a esto de los blogs gracias a ti!!!

Muy bien!!!