8.8.14

Y es que tu cuerpo, va flotando por la habitación.

¡Hay días que tengo ganas de mandar a la chingada este blog!