18.6.12

Serà esta noche...


Vienes a mí a deshoras,

Con las sensaciones recién despiertas.

Vienes a mi sublimemente excitado.

Te recibo en el borde del paroxismo,

Con mi deseo goteando entre tus manos.



Mi beso es la promesa del paraíso

Y tus labios en trémulo festejo

Anticipan la agonía  y el infierno.



Eros ha vuelto…

Y esta vez no esta ebrio.

Hay que hacer caso a las sensaciones del cuerpo,

Sucumbir al deseo genuino,

Redimir el latido

Y montar en volandas el temblor ajeno.



Desgastar las superficies mutuamente,

Deslizarse sobre el opuesto

Y contagiarle  tus temblores,

Arder con ellos puestos…

El corazón es una llama ardiente
Que tu sola respiración aviva.



1 comentario:

LAGARTO dijo...

esta bien edxitante esto jajja pero me recordo mucho ala rola de los hombres G del mismo nombre