19.1.11

¿Cómo voy a explicarte que algo tira de mí?

Se sabe que el deseo es puro, cuando los motores los enciende el olor,
Cuando se hace todo con las rodillas bien puestas sobre la cama.
No hay palabras de por medio, porque sobran los sonidos placenteros,
No hay lugar a la lisonja cuando un gemido gravita enardecido.


Las miradas de pupilas dilatadas se despliegan a nivel de cancha,
El cuero erizado indica que el camino correcto se ha seguido.
Si acaso algún murmullo, una expresión de gozo, de satisfacción.
Por lo demás, chasquidos, rechinar de catre, despliegues de saliva.


El cuerpo de los dos se expande en sus más cortas extremidades,
El movimiento acústico de un vaivén sedosamente acoplado,
La intervención inédita de todos los sentidos en busca del espasmo,
Los vientres agitados, las respiraciones cercanas al fragor.


El sudor lubricando el movimiento circular de los contendientes,
El sabor salado de las pieles en su punto de deshidratación máximo,
Los aromas exóticos despedidos por los fluidos que se desprenden,
Las lenguas obstinadas arrastrando estelas en la piel del opuesto
Buscando una respuesta en el continuo movimiento ombligo abajo.


Se sabe que el deseo es puro, cuando entre nosotros no hay promesas,
Cuando estamos solos y no hay ningún modo de tener la ropa puesta,
Cuando en el ardor de mis miradas anticipas ya tus movimientos
En perpetua lectura de expresiones faciales que convocan caricias.
 

4 comentarios:

LAGARTO dijo...

ya me volvio adar calor mejor ya me voy adormir

PsYcHe dijo...

Toda la pasión del momento escrita en verso, prosa, rima, yo que se...
Muy bien escrito Kiddo.

George LLS dijo...

No existe tal cosa como un Deseo Puro...

Pero, finalmente, la pureza es un término relativo...

G.

Kiddo dijo...

Si antepones el adjetivo mi Georgells, se explica con crces a que exactamente me refiero.

Besos.